Planificar

A sacar puntas!

El proyecto se inicia con la recolección de toda la información necesaria. Una vez que esta información ha sido recolectada, es procesada en un plan de acción. Aquí se definen las tácticas, el presupuesto, la hoja de ruta y los requerimientos técnicos.

Diseñar

Quemando pestañas

El diseño y el concepto empiezan a tomar forma. Este proceso puede describirse como un embudo de ideas basadas en los objetivos establecidos. A través de un refinamiento de nuestros bocetos e ideas originales (y unos cuantos litros de café de por medio) encontramos la mejor solución posible.

Crear

Desde adentro, hacia afuera

Una vez que la solución haya sido encontrada, es tiempo de tomar medidas precisas para su ejecución. En este proceso todas las piezas empiezan a unirse a través de las tecnologías y los recursos elegidos para la ejecución del proyecto.

Lanzar/Manejar

Houston, tenemos una solución!

Una vez finalizadas todas las piezas, pulimos nuestro trabajo para asegurarnos que todos los detalles hayan sido tomados en cuenta para luego lanzar el proyecto “al aire”. Con el tiempo, nuestros proyectos son monitoreados constantemente. Apenas encontramos lugar para mejoras, este ciclo vuelve a empezar.